PIZZA CASERA



En esta ocasión aprenderemos como elaborar una pizza, que no es muy complicado, pero sí requiere su tiempo y dedicación, por lo que muchas veces se opta por comprarlas ya hechas. Sin embargo, el resultado no os defraudará por eso os animo a que probéis a hacerla vosotros mismos. Os dejo alguna sugerencia para que os inspiréis.



Ingredientes para la masa:

-          500 gr de harina de fuerza

-          330 ml de agua

-          Un chorrito de aceite

-          Una pizca de sal

-          Una pizca de azúcar

-          1 dado de levadura fresca

Ingredientes para la pizza (podemos utilizar los ingredientes que más nos gusten, en mi caso he escogido los siguientes):

-          Tomate

-          Queso

-          Orégano

-          Cebolla

-          Champiñones

-          Berenjena

-          Calabacín

-          Beicon

-          Sobrasada

-          Sal y aceite



Preparación:

Ponemos la harina en un bol, hacemos un hueco en el centro y le añadimos el agua y el aceite, además de la sal, el azúcar, y la levadura, previamente desmenuzada con un poco de agua. Empezamos a amasar bien todos los ingredientes hasta formar una masa homogénea y compacta, que no se pegue en las manos. Dividimos la masa en dos o tres porciones, según las pizzas que queramos hacer, formamos con cada porción una bola, la tapamos con un trapo y dejamos reposar durante una hora.



Pasado el tiempo de reposo, espolvoreamos la superficie en la que vamos a trabajar con harina y colocamos encima una de las bolas. Es el momento de darle forma, ya sea con las manos o con la ayuda de un rodillo. Una vez estirada ya tenemos la masa lista y preparada para añadir el relleno.



Os propongo algunas ideas para que elijáis la que más os guste, también podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación.

-          Pizza con tomate, queso rallado, orégano, aceite, sal, calabacín, berenjena y cebolla.

-          Pizza con tomate, queso rallado, orégano, aceite, sal, champiñones y beicon.



-          Pizza con tomate, queso rallado, orégano, aceite, sal, champiñones y sobrasada.



-          Calzone: tan fácil como poner los mismos ingredientes para una pizza normal en un lado de la masa y cerrarla a modo de empanada.



Cuando ya la tengamos lista, la introducimos en el horno precalentado al máximo, hasta que la veamos doradita. En esta ocasión, tuvimos la suerte de poder hacerla en un horno de leña y fue fantástico.










Comentarios