MIRACIELOS



Os presento esta ensalada fría de pimientos tradicional. En mi familia siempre la hemos preparado cortando el pimiento en tiras muy largas para que al comerlo miremos hacia arriba, de ahí el nombre. Se conserva perfectamente 10 o 12 días en el frigo con su capita de aceite de oliva, de modo que siempre los tendréis a mano para acompañar con lo que más os guste.

Ingredientes:
-        Pimiento rojo
-        Aceite de oliva Virgen Extra
-        Sal

Preparación:
Precalentamos el horno a máxima potencia.
Lavamos los pimientos, los secamos y los disponemos sobre el papel vegetal en una bandeja de horno; con una pizca de sal.


Bajamos la potencia a 200ºC e introducimos la bandeja para asarlos durante 1 hora aproximadamente. (Vamos dándoles vueltas para que se cocinen por todos los lados)
Sacamos del horno y dejamos enfriar en un plato hondo tapado con otro igual, de este modo después podremos quitar la piel más fácilmente. Los cortamos a tiras manualmente, cuanto más largas mejor para hacer honor a su nombre. Las ponemos en una fuente, bol… y aliñamos con el aceite.

¡Ya están listos para devorar! Os encantarán si los acompañáis con bacalao desmigado, carne, pescado… o con una simple rebanada de pan.
Nota: otra opción es la de asarlos en una sartén, quedan más sabrosos pero es más fácil que se quemen, por lo que necesitan más atención.




Comentarios

  1. me encanta esta ensalada, se ve deliciosa, que ricura en casa es la que más gusta... Besss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es súper sabrosa e ideal en cualquier momento :)

      Eliminar

Publicar un comentario