SAN JACOBOS



Tras una pausa de verano volvemos al blog con una receta para el reto del blog La Cocina TS, que este mes nos propone cocinar algún plato adecuado para los niños o que a nosotros nos gustase de pequeños. Yo he optado por unos ricos San Jacobos ya que recuerdo que de pequeña me encantaban y aun siguen gustándome. Para ver el resto de propuestas podéis pinchar aquí.
Es un plato muy sencillo de preparar y que está muy rico. ¡Espero que os guste!


Ingredientes:

-        Lonchas de jamón york

-        Lonchas de queso

-        1 huevo

-        Harina

-        Pan rallado

-        Aceite



Preparación:

Para empezar ponemos a calentar el aceite abundante en una sartén. Para los San Jacobos, ponemos una loncha de jamón york encima una de queso y otra de jamón. Después los vamos pasando en este orden por harina, huevo y el pan rallado.




Freímos en abundante aceite hasta que estén dorados. Los sacamos sobre un papel absorbente y ya lo tendremos listo. Podemos acompañarlos de algunas verduritas.

 




Comentarios

  1. Pues si que es un plato muy acertado por que a los niños les encantan, felicidades!! besitos!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta y a mis hijos también, es uno de los que mejor se comían y se comen!! Bs.

    ResponderEliminar
  3. Como todo lo que va empanado, de los favoritos de mis hijos. me encantan! Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sea lo que sea si lo empanamos como que parece que está más rico :D. Un beso!

      Eliminar
  4. Me encantan los san jacobos, tienen una pinta estupenda. Un besito,
    El baúl de las delicias

    ResponderEliminar
  5. Que ricos, en casa nos encantan, aunque tienen que ser caseros nada de los congelados,los tuyos estan para zamparlos ahora mismo...Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los caseros están mucho más ricos. Un beso :)

      Eliminar
  6. Que ricos los san jacobos, hace mil años que no los hago, pero viendo tu receta me han apetecido, a ver si se los preparo a mis niños esta semana, besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caro que sí, seguro que les encantan! Un beso :)

      Eliminar
  7. Que ricos los san jacobos, hace mil años que no los hago, pero viendo tu receta me han apetecido, a ver si se los preparo a mis niños esta semana, besossss

    ResponderEliminar
  8. Uy ni veces que mis hijos han comido esos san jacobos, que pena que se hagan grandes, uno de ellos ya ni come carne jeje...
    besos

    ResponderEliminar
  9. Que ricos los san jacobos a mi niño grande le siguen gustando asi que siguen cayendo de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  10. ¡que ricos! en casa nos los llevabamos al campo los fines de semana y bien buenos que estaban!

    ResponderEliminar
  11. el San Jacobo, Marina, es un plato que pasa como con la sopa, croquetas, empanada... gusta al más pintado. Yo hubo una época que me lo comía a todas horas. y es que mi madre cuando te gusta algo te lo da hasta que lo aborreces. Y no llegó a tanto la cosa porque me planté si no ahora mismo ni podría escribir esto. Qué rico el tuyo

    ResponderEliminar
  12. Cuando no sé que hacerles.. ¡tachán! Unos san jacobos y arreglado.
    No protestan jamás.
    Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los San Jacobos siembre son bienvenidos. Un beso :)

      Eliminar
  13. Hombre!! No podían faltar los San Jacobos que le encantan tanto a los peques!! Olee.. tienen muy buena pinta. Un beso

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué ricos! Me gustaban de niña y me siguen gustando ahora, en casa los preparo una vez a la semana siempre siempre siempre :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. La verdad es que siempre apeteen :) Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Toooma !! Marina !!! Mi santo favorito, San Jacobo.Fiel devoto del crujiente, jejeje. Y en casa todas coinciden

    ResponderEliminar
  17. Vaya éxito de receta y si que parecen buenos, yo nunca los he preparado, así que me la apunto. 😜

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario